¿Son capaces los chimpancés de comunicarse con los humanos?

A raíz de la muerte este pasado martes, 30 de octubre, de la chimpancé Washoe, el único animal del mundo que ha logrado hasta la fecha aprender el lenguaje de los signos, os traigo este tema a debate.

Obviamente es muy difícil que los animales sean capaces de aprender a comunicarse con nosotros mediante nuestro lenguaje, pero si es cierto que son capaces de reaccionar de una manera especifica a unos determinados estímulos sonoros o ruidos, aunque no comprendan realmente el significado de las palabras que forman dicho estímulo sonoro o ruido. Pero en el caso de los chimpancés puede ser diferente, ya que son nuestro parientes más cercanos. Para ver si los chimpancés son capaces de aprender a comunicarse con nosotros veremos seis ejemplos: Gua, Viki, Washoe, Sarah, Lana y Kanzi.

  • Gua
  • En la década de los años treinta dos científicos, Luella y Winthrop Kellogg, criaron simultáneamente a su propio hijo y al chimpancé Gua, ambos recién nacidos. Gua llegó a comprender alrededor de unas cien palabras, pero realmente fue incapaz de decir ninguna de ellas.

  • Viki
  • Diez años más tarde, otros dos científicos, Catherine y Keith Hayes, crió en su propia casa a Viki, una chimpancé, exactamente como si fuera un niño. Durante cinco años trataron de que Viki dijera palabras en ingles, mostrándoles para ello la manera de como debía articular su boca conforme iba produciendo sonidos. Viki llegó a producir algunas palabras, realmente versiones muy pobremente articuladas de mum, dad y cup.

  • Washoe
  • Beatrix y Allen Gardner, tras ser conscientes de que un chimpancé era incapaz de aprender a hablar decidieron enseñar a Washoe a usar una versión modificada del la lengua de signos americana, ASL. Este lenguaje de signos tiene todas las propiedades básicas del lenguaje humano y lo utilizan muchos niños sordos como si fuera su lengua materna natural. Desde el primer día los Gardner criaron a Washoe como si fuera un bebe humano, proporcionándole un entorno doméstico agradable. Utilizaban la lengua de signos siempre que Washoe estaba presente y la animaban a que también ella empleara. En tres años y medio, Washoe llegó a usar los signos correspondientes a más de 100 palabras, pero más impresionante fue el hecho de que era capaz de combinarlos y producir «oraciones» del tipo “hazme-cosquillas”, “más-fruta” o “abre-comida-beber” (para conseguir que alguien le abrieses el frigorífico). Algunas de las formas que Washoe utilizaba parecían ser invenciones propias, como el signo que empleaba para referirse a cisne (“agua-pájaro”), lo que parecería indicar que su sistema de comunicación era productivo en potencia. Además, Washoe demostró comprender una cantidad mucho mayor de signos que los que lograba producir; también parecía ser capaz de mantener conversaciones de tipo pregunta-respuesta.

  • Sarah
  • Ann y David Premack trataron de enseñar a Sarah a utilizar unos objetos de plástico de diferentes formas con el objetivo de poder llegar a comunicarse con los seres humanos. Estos objetos de plástico representaban «palabras» que podían ordenarse de forma secuencial para formar «oraciones» (Sarah prefería ponerlos en posición vertical). Sarah había sido entrenada para asociar de manera sistemática estas formas con objetos o acciones. También llegó a producir «oraciones» como Maria-da-chocolate-Sarah, y tenia la impresionante capacidad de entender estructuras tan complejas como Si Sarah poner rojo sobre verde, Maria dar chocolate Sarah. Y Sarah obtenía chocolate.

  • Lana
  • Duanae Rumbaugh utilizó una técnica de entrenamiento parecida para adiestrar a Lana. El lenguaje que aprendió se llamaba «yerkish» (algo así como «jérguico») y consistía en un conjunto de símbolos que se disponían sobre un gran teclado conectado a un ordenador. Cuando Lana quería agua, tenia que apretar cuatro símbolos en el orden correcto, con objeto de generar el mensaje por favor-maquina-dar-agua.

  • Kanzi
  • Sue Savage-Rumbaugh estaba intentando enseñar a un bonobo (un tipo de chimpancé pigmeo) llamado Matata el lenguaje de símbolos «yerkish», con la particularidad de que su cría Kanzi siempre estaba con ella durante las sesiones de aprendizaje. Aunque Matata no alcanzó una gran destreza, la cría comenzó a utilizar el sistema de símbolos de forma espontanea y con gran facilidad. Es decir, Kanzi no aprendió mediante un entrenamiento como su madre, sino que por el hecho de estar expuesto y observar el uso de aquel lenguaje desde sus primeros días de vida. Kanzi terminó por desarrollar un vocabulario de símbolos significativamente amplio (alrededor de 250 formas). Al llegar a la edad de ochos años, podía entender el ingles hablado a un nivel comparable al de un niño de dos años y medio, asociando por ello las palabras habladas con los símbolos ya conocidos. Asimismo, Kanzi era capaz de usar una especie de «ruidos» como si fueran palabras para referirse a cosas como plátanos, uvas o zumo; y además, era capaz de pedir mediante el lenguaje de símbolos que le pusieran sus películas favoritas: La conquista del fuego y Greystoke, la leyenda de Tarzán.

A pesar de lo que digan el lingüista Noam Chomsky o el psicolingüista Steven Pinker, que sostienen que ni Washoe ni ningún otro chimpancé aprendiese el lenguaje de signos. Simplemente se aceptaba ingenuamente el absurdo mito de que el ASL es algo así como un sistema de gestos y pantomimas, que el chimpancé repite, y no un lenguaje completo con su fonología, su morfología y su sintaxis; y lo que diga Herbert Terrace, que los chimpancés son criaturas inteligentes que aprenden a comportarse de determinada manera para obtener recompensas, de manera, básicamente, lo que hacen es aprender trucos más o menos complejos.

Hacemos siempre el mismo error: buscamos todo lo que nosotros hacemos en los demás seres vivos y si no lo tienen decimos que no son de nuestro nivel. Pero nos olvidamos de que todos venimos de un origen común y que la evolución nos ha hecho tal y como somos ahora. Tal vez, los chimpancés estén mucho más atrás que nosotros en el transcurso de la evolución, pero seguro que cuando nosotros estábamos en su fase nos comunicábamos como ellos, porque sino que aburrida habría sido la vida de nuestros ancestros más antiguos.

No sé cuanto tendremos que esperar para que los chimpancés lleguen a desarrollar un sistema fonador como el nuestro para hablar y así poder comunicarnos mediante el habla. Pero, no hay que olvidar que aunque no tengamos conversaciones habladas con ellos no quiere decir que no nos podemos comunicar. En mi opinión, estoy seguro de que nuestros parientes más cercanos, los chimpancés, y nosotros si que somos capaces de comunicarnos. No utilizando nuestra propia capacidad de lenguaje o su sistema de comunicación, sino que utilizando un sistema que ambos podamos utilizar y entender a la vez. Y así se ha visto en los ejemplos anteriormente descriptos y, aunque me duela mucho, he de decirle al gran Noam Chomsky que no estoy conforme con la idea que tiene. No tenemos que basar siempre nuestros estudios desde nuestro punto de vista, es decir, siempre teniéndonos a nosotros como punto de partida, sino que desde un punto neutral. Y es que nos creemos los más listos del planeta, pero los chimpancés también son listos y para muestra de ello tenemos a Washoe que enseñó el lenguaje de los signos a tres chimpancés más jóvenes y ellos, a su vez, lo utilizaban entre ellos y con la propia Washoe, incluso cuando no había humanos presentes; y a Kanzi, que no aprendió mediante un entrenamiento como su madre, sino que por el hecho de estar expuesto y observar el uso de aquel lenguaje desde sus primeros días de vida.

Y para acabar con este tema y con un punto de vista más general, expongo aquí un fragmento del articulo “El lenguaje de los animales” publicado en El Panorama, Periódico de Literatura y Artes en la edición de 1830-1839:

Si se entiende por lenguaje un medio de comunicar con facilidad los pensamientos, es evidente que todo animal, que no vive absolutamente solitario, debe tener su lenguaje. Si lenguaje quiere decir, colección de signos articulados, o más bien, colección de articulaciones y de voz, se complica más la cuestión. Sin embargo, pueden servir para resolverla las siguientes observaciones esenciales:

1ª. No es necesario tener un alfabeto completo para poseer un lenguaje; lo cual es evidente puesto que muchas naciones tienen letras y pronunciaciones exclusivas, por ejemplo, la th inglesa, la u francesa, la f española, la thtch rusa, etc. Luego si a cada pueblo en particular le faltan lo menos treinta articulaciones sin perjuicio de su lenguaje, pueden muy bien los animales carecer de doble número. Basta que se tengan tres o cuatro para que haya lenguaje.

2ª. Poco importa que las articulaciones o los sonidos sean producidos por el pulmón o no, basta que sean orgánicos para que exista el lenguaje.

3ª. Porque nosotros no oigamos el ruido, los sonidos, o algo de lo que se necesita para calificar su diferencia, no debe creerse que no existan o que sean nulas sus diferencias.

4ª. Nada indica que estos elementos de lenguaje que poseen los animales no puedan perfeccionarse algún día; porque se sabe que se perfeccionan ya por sí mismos, o ya por nuestros cuidados, y es probable que la mejora de ciertos sonidos e ideas obrase en la del lenguaje.

El hombre mismo tan ventajosamente dotado por la naturaleza con respecto a voz no tiene tampoco naturalmente un lenguaje; y quizá en ciertas regiones han pasado siglos antes de tener un mediano alfabeto.

7 Responses to “¿Son capaces los chimpancés de comunicarse con los humanos?”


  1. 1 xarleen Domingo, noviembre 4, 2007 a las 10:24

    A tu pregunta contestaré que sí, pues claramente al leer sobre todos estos chimpaces se da uno cuenta de que si que se pueden comunicar con nosotros. Así pues, estoy de acuerdo contigo. (Jo, pero nos quedamos sin debate v.v)

  2. 2 Aloxi Domingo, noviembre 4, 2007 a las 11:41

    Esperaremos a Andreu a ver lo que dice, que seguro que dice cualquier cosa para discrepar. [Por cierto actualizado el articulo, que le faltaba una parte]

  3. 3 dollyhaze Domingo, noviembre 4, 2007 a las 15:30

    Interesante artículo, gran trabajo.
    Respondiendo a la pregunta.. coincido con tu opinión.
    No dudaba que pudiera existir comunicación entre chimpancés y humanos, pero leyendo además las pruebas que nos has traído… no tengo nada que discutir.

    Saludos*

  4. 4 maialengarbizu Lunes, noviembre 5, 2007 a las 21:36

    Bueno, yo he comentado con el autor de este artículo lo interesante que me parece su opinión al respecto, la cual comparto. No lo puedo calificar de legua pero si de comunicación.
    ¿Crees que ese 0,– que les falta a los cimpancés de ADN es el que hace esa diferencia?
    MAI

  5. 5 Friederich Martes, noviembre 6, 2007 a las 10:29

    Buena e interesante entrada, Aloxi (me paso la web Closto).

    Yo creo que los humanos, hoy por hoy, no somos capaces de entender el “idioma” animal y los animales no son capaces de entender el “idioma” humano, por ello, buscamos el “idioma” intermedio… y, en este caso, el de signos, que parece funcional con los chimpances. La diferencia entre nosotros y los demás animales es que nosotros somos capaces de encontrar un idioma intermedio y enseñarlo, mientras que ellos no, en caso contrario, ellos nos enseñarian a nosotros con más facilidad que nosotros a ellos, porque sus sistemas de comunicacion serían menos complejos. Bueno, hablando desde el punto de vista de los primates, ya que si nos ponemos con la comunicación de, por ejemplo, las ballenas (sobre todo, las belugas, que poseen acentos según territorio y expresan sus sentimientos con sonidos) seríamos incapaces, ya que, ellos poseen un sistema de sonar que nosotros no poseemos en nuestra estructura corporal (se utiliza, hoy día, maquinas, pero estamos en pañales para utilizarlos como sistema de comunicación con otras especies). Y, por último, hay que decir, que aprender un tipo de comunicación u “idioma” sin tener una “tabla rosetta animal” es extremadamente complicado.

  6. 6 Closto Martes, noviembre 6, 2007 a las 23:46

    Pues, mira, por mucho que quieras, un diálogo basada en oraciones copulativas y oraciones infrasimples, no es comunicación. Los monos no tienen la capacidad mental que tenemos los otros y punto. Sí es cierto que es un mínimo que se da y que puede ser una base, pero, bueno, no me interesa sinceramente este tema tanto como para profundizar en él. La lingüística que más me ocupa es la que se da entre hombres. No obstante, tengo un par y medio de cosas que decir antes de cerrar el comentario.

    1º Es una pena que el párrafo de “hacemos siempre el mismo error” lo hayas escrito tan mal, sobre todo después de lo bonito que te quedó lo de la monarquía. Gramática imposible, acentos asesinados… Luis, me has matado.

    2º Dices que no es justo que cuando buscamos lo que hacemos nosotros y no lo vemos en los demás seres vivos los tachamos de inferiores. ¿No es eso justo lo que me discutías cuando Ukey y tú alegremente y sin cuidar los detalles os reíais y criticabais que dijera que “somos como las vacas”? “Yo no soy como una vaca de ningún modo”, gritaba ella. ¿A qué viene ese cambio de actitud? ¿Por qué tanta mentira? Y, por cierto (lo siento por enlazarlo al tema anterior pero me lo has dejado demasiado a la vista y ya sabes lo que pasa cuando enseñas un pastel a los niños), los animales matan y nosotros también. ¿Quién es inferior por llevar a cabo el mismo acto?

    3º Insisto: el imbécil de Chomsqui me la come. Maricón jodecarreras.


  1. 1 Muere Washoe, la chimpancé que conocía el lenguaje de los signos « Y si descansamos, tomamos café, hacemos pis… Trackback en Domingo, noviembre 4, 2007 a las 12:32

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




The Big Bang Theory

Jeremy Brett

Jennifer Morrison

Hugh Laurie

Courtney Cox

Billy Nighy

Alizee

noviembre 2007
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías

Blog Stats

  • 3,285,598 personas han visitado este blog

Suscríbete

Add to Technorati Favorites Add to your del.icio.us network

This Blog works with

Blogissimo

counter


A %d blogueros les gusta esto: